Café de barrio pero con onda en Caballito

En Arengreen 690 funciona el Café Lo-Fi, con una propuesta cuidada y descontracturada

 Café Lo-Fi
Frente de Café Lo-Fi

Tomar un buen café en el barrio, acompañado de productos artesanales y cuidados, esa es la propuesta de Café lo-fi, establecido en el barrio de Caballito (Arengreen 690) de la mano de Pablo Osan, artífice entre otros proyectos gastronómicos del recordado Tercer Tiempo de Plaza Serrano, pero que también estuvo detrás de las reaperturas de El Preferido de Palermo y Roma del Abasto.

“Lo-Fi (si se pronuncia como “lou-fai”) es la antítesis de high fidelity o hi-fi. Es una forma de mostrar que se pueden hacer las cosas desde otro lado, sin pretensiones absurdas, con autenticidad. Y está ligado al DIY (do it yourself), pensando que abrimos las puertas cuando todavía era 2021, un momento de reinvención”, cuenta Pablo Osan y agrega: “pero los pibes le dicen 'loufi' y me gusta porque no importa el nombre, importa lo que te genera el lugar y que vuelvas a buscar eso”.

Café Lo-Fi abre de lunes a viernes, de 9 a 19.30, y los sábados de 10 a 20
cafe lo-fi
¿Querés leer más sobre Cafés? Te recomendamos: Café Vinilo se muda a San Cristóbal

Café en grano o molido, para beber en el bar o también para llevar; cuentan con una máquina La San Marco de 2003 y el grano es seleccionado y molido por Café Puerto Blest. Al mediodía hay algunas opciones de almuerzos livianos y vegetarianos que se pueden acompañar con limonada, todo elaborado con harinas orgánicas y en forma artesanal.


En Café Lo-Fi no se venden gaseosas, bebidas embotellas ni alimentos ultraprocesados.