El mar llega a la ciudad de la mano de Ajo Negro


Los platos de Ajo Negro

Si sos de esas personas que no disfruta ir a comer afuera porque "andá a saber vos qué hacen en la cocina, seguro que no tienen ningún cuidado y me voy a pescar todas las enfermedades de transmisión alimentaria" primero te recomiendo que visites a tu psicólogo amigo, pero mientras tanto Ajo Negro es tu solución. Cocina a la vista, seguridad bromatológica garantizada, todo lo que llega a tu mesa (o a la barra, pero eso te lo cuento más adelante) está a la vista para desterrar cualquier preocupación por tu salud.


Dos socios, Damián Giammarino a cargo de los fuegos y Gaspar Natiello comandando el despacho, llevan adelante este proyecto cuya comida se basa principalmente en productos de mar en dos formatos: "Tapitas", a modo de entrada y "Tapas" como platos principales. Todo lo que ofrecen está elaborado con absoluta dedicación. Entre los primeros podés optar por Carpaccio de pescado blanco, marinado en aceite de oliva, limón y ají panca, con tomates cherry y maíz frito o Espárragos verdes orgánicos con crema de espárragos, salsa romesco y trigo sarraceno, entre otros. Algunas de las tapas que podés elegir son las Vieiras en marinada frutal, con porotos negros, cebolla morada y harissa, Pesca del día con garbanzos y salsa verde o Panceta horneada y glaseada con bisquet de langostinos y chutney de peras, manzanas y pasas. Los postres están absolutamente a la altura de ese menú, donde se destacan el Semifrío de higos con crema de bourbón y base de galleta dulce y la Torta frita (en rigor, es un frapole italiano) con chocolate untuoso.


Ajo Negro en Colegiales

La ambientación de Ajo Negro merece un párrafo aparte: andamios de construcción, banquetas altas, mesas para dos para espiar la cocina y mesas comunitarias (al fondo) para disfrutar entre amigos o, por qué no, conocer amigos nuevos. Y la reina del lugar: una barra de diez metros frente a los fuegos que nos permite insertarnos en ese universo maravilloso que es una cocina profesional.


En Av. Córdoba 6237, Colegiales, Ajo Negro es una gran propuesta que no deberías perderte.

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram