Fausto presenta una propuesta gourmet en el Aeropuerto de Ezeiza


Fausto

Llegar al aeropuerto de Ezeiza suele estar relacionado con situaciones placenteras: nos estamos yendo de vacaciones, vamos a visitar a algún ser querido o, por qué no, estamos buscando nuevos horizontes en nuestras vidas. En cualquiera de las situaciones tener un lugar ameno para disminuir la ansiedad en los tiempos de espera es fundamental.

Fausto llegó a la Terminal C, dentro del área de preembarque, justo frente a la puerta 16, para ocupar ese espacio distendido y con excelentes propuestas gastronómicas: desayunos, sándwiches, ensaladas y tablas de quesos y fiambres, todo elaborado con materia prima seleccionada una por una en diferentes regiones del país por el chef Rodrigo Sieiro y una selección de vinos creada por el sommelier -y presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers- Matías Prezioso que hace foco en dejar en claro por qué los vinos argentinos merecen el lugar que alcanzaron mundialmente.

¿Qué podemos conseguir en Fausto? Para desayunar se destacan dos opciones: el desayuno Saludable -con tostadas, queso blanco, mermelada o miel, yogurt de búfala con granola y frutas, membrillo y queso atuel- o el de estilo Americano, que incluye salchicha, jamón cocido, pan tostado, queso blanco, queso gruyère, yogur de búfala con granola y frutas. Las tablas pueden ser de fiambres, de queso o mixtas. De cada una de esas opciones, Fausto ofrece tres combinaciones diferentes -las de fiambres son: jamón crudo/salame criollo/leberwerst; bresaola/jamón cocido/salchicha y bondiola/mortadela/salame napolitano. Las de quesos: queso brie/gruyère/búfala de Florencia; queso doble crema/queso tres leches/pecorin y queso atuel/crotti/patagonzola. Entre las mixtas están: pecorino/mortadela/leberwurst; jamón crudo/gruyère/búfala de Florencia y jamón cocido/queso atuel/bresaola. Todas incluyen pan de campo elaborado a base de masa madre.

La carta también refleja variedad de sándwiches con tentadoras opciones, como el de brie con jamón cocido en pan de campo; el de salchicha y mostaza, elaborado con pan de campo, salchicha, queso atuel y mostaza Dijón; o el de trucha y stracciatella, con pan de campo, trucha, pepinillos, espinaca y stracciatella y entre las ensaladas, se puede elegir desde la clásica Capresse, pasando por una de verdes, queso y fiambres, entre otras. Si sos más fanático de los dulces también tenés opciones: torta de chocolate, pasta frola, trota rogel, barra de cereal, granola, alfajor, cookies, medialuna, tostadas con manteca y dulce, y yogur de búfala con granola y frutas con la imbatible compañía de Nespresso para hacer de esto una experiencia perfecta.

El wine bar está pensado para acompañar semejante carta y, desde sus dispensers que permiten elegir la medida a probar (hay tres distintas), incluye vinos de Salta, San Juan, Mendoza y Patagonia,  con una gran variedad de cepas: White Blends, Sauvignon Blanc, Torrontés, Chardonnay, Pinot Noir, Criolla, Merlot, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Malbec, Blend, Bonarda, Tannat y Petit Verdot, espumantes y vinos dulces.

Con una decoración que remite a los viejos cajones de botellas de vino -reflejada en el uso de hierro y madera- una iluminación suave y una vista privilegiada hacia la pista de aterrizaje, Fausto se presenta como una propuesta ideal para calmar la ansiedad que todo viaje trae consigo.

0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram