Fontina, el nuevo integrante de la familia Santa Rosa


Fontina, lo nuevo de Santa Rosa

La familia Bemberg debe ser de esas que nacen con una estrella especial, no encuentro si no otra explicación para que nos hayan dejado un mundo con películas increíbles -de la mano de María Luisa-, una gran fábrica de cerveza y, el tema central de este posteo, la primera quesería del país.


Desde 1919 Santa Rosa está presente en las mesas de los argentinos con una gran variedad de productos. A lo largo de estos 100 años fueron ampliando su porfolio con opciones delicadamente pensadas, dándoles a cada especialidad el tiempo y esmero que se merecen. Es así que nos encontramos con quesos cuya maduración va de un mínimo de 45 días a otros que necesitan, por lo menos, 7 meses. A continuación les dejo una tabla que los amigos de Santa Rosa nos suministraron con las características de cada uno:

  • Provolone: es el rey de los quesos duros. Su tiempo mínimo de maduración de 7 meses le permite alcanzar su sabor levemente picante. Ideal para picadas o preparaciones que requieren el toque especial de un queso que realza las comidas y sabores.

  • Reggianito: tiene una maduración mínima de 6 meses que le permite alcanzar su sabor frutal y levemente picante. Ideal para picadas o preparaciones que requieren el toque especial de un queso que realza las comidas y sabores.

  • Sardo: tiene una maduración mínima de 5 meses que le permite alcanzar su sabor intenso y picante picante. Ideal para picadas o preparaciones que requieren el toque especial de un queso que realza las comidas y sabores

  • Atuel: tiene una maduración mínima de 2 meses lo que le permite alcanzar su sabor suave y delicado, ideal para utilizar en picadas o preparaciones dulces.

  • Fontina: tiene una maduración mínima de 2 meses lo que le permite alcanzar su sabor dulce y levemente picante ideal para utilizar en picadas, sandwiches y preparaciones dulces.

  • Quesos azules: tiene una maduración mínima de 45 días que le permite alcanzar su textura cremosa e inconfundible intensidad. Ideal para una picada y aliado en la cocina para realizar las más exquisitas recetas.


Familia de quesos Santa Rosa

La novedad que para este fin de año nos trae Santa Rosa es su queso Fontina, ideal para tablas y picadas, para ser utilizado tanto en preparaciones dulces como saladas y el elegido por expertos para la elaboración de fondues.


La maduración mínima de este queso es de 2 meses. ¿Sabías cómo se le forman sus característicos "ojos"? Durante la elaboración a la leche se le agrega un agente propiónico (una de esas bacterias controladas que tantas satisfacciones nos brindan) que en la cámara de maduración se activa con la temperatura libera dióxido de carbono que, por su imposibilidad de escapar, forma esos pintorescos agujeros.


Ideal para disfrutar con vinos blancos frutados, el nuevo Fontina de Santa Rosa ya está disponible en tu local amigo.

0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram