• Sebastián A. Ríos

Una cava hogareña para madurar carnes


Mondino presenta su madurador de carnes

Las carnes maduradas o dry aged ya dejaron de ser una novedad (al menos para el público foodie). Incorporadas a las cartas de varios restaurantes –con Elena, del Four Seasons Buenos Aires como pionero- e incluso visibles en las pizarras de carnicerías como Corte -en Olazábal 1391, Nuñez- o Tomahawk -en El Salvador 6002, Palermo-, los cortes dry aged son una opción más a la hora de ceder a nuestro apetito carnívoro. Pero en ese contexto, lo nuevo es la posibilidad de contar con maduradores de carne hogareños.


Eso es lo que propone la firma rosarina Mondino, que con varias décadas de experiencia en el rubro de la refrigeración, está lanzando por estos días un madurador de carne de tamaño similar a una cava de vinos, apto para hacerse un lugar en la cocina o –por qué no- en el living del fanático del asado.


Carnes maduradas

La “cava de carnes” presenta varios aspectos destacables. El primero es que, a diferencia de todos los maduradores (importados) disponibles en el mercado, el de Mondino cuenta con ozono gaseoso, que elimina el riesgo de contaminación de las piezas durante su maduración. Por otro lado, la cava tiene wifi… Sí wifi para que el usuario se conecte vía app y controle y monitoree todo lo que pasa en la cava (no vayas a abrirla sin su permiso que se entera).


Para los que se preguntan qué tiene de interesante una carne que ha sido madurada 30, 60, 90 o más días, acá va un intento de respuesta: “Lo que ofrecen las carnes dry aged es una intensidad de sabor, además de la terneza que lográs con el tiempo de maduración. En nuestra cámaras de maduración las carnes también desarrollaron unas notas interesantes, a embutidos, fiambres y lácteos", cuenta Juan Gaffuri, chef ejecutivo del Four Seasons Hotel Buenos Aires.

40 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram